Todos los años las empresas deben enfrentar diversas tareas en base a la contingencia de la económica, su situación financiera y de acuerdo a los diversos requerimientos normativos (contables, tributarios, legales y regulatorios, entre otros) a cumplir.

De acuerdo a nuestra visión, las siguientes áreas y temáticas serán relevantes y sobre las cuales las empresas deberán prepararse para hacer frente durante el 2017:

  •  Nueva normativa IFRS:
    1. NIIF 15 (Reconocimiento de Ingresos): Consolida las normas relacionadas con ingresos de las actividades ordinarias del negocio y entrega nuevos requerimientos de políticas, relevación e información que impactarán en los procesos y recursos de las entidades. Esto tendrá impacto obligatorio en todos los sectores industriales, sin embargo, creemos que los sectores con mayor impacto serán los de construcción e inmobiliaria, retail, automotriz y telecomunicaciones, entre otros.
    2. NIIF 9 (Instrumentos financieros): que reemplaza a la NIC 39, consolida en una norma todo lo relacionado a instrumentos financieros y contabilidad de cobertura. Esto incluye el tratamiento de las cuentas por cobrar y el cambio del modelo de deterioro por provisión de incobrables.

Ambas nuevas normativas son de aplicación desde 2018, pero dada su relevancia en todos los negocios deberán ser evaluados preliminarmente sus impactos.

 

  • Test de Deterioro: Dada la disminución de la actividad económica durante 2016 y débiles proyecciones de crecimiento en 2017, se están gatillando diversos indicios de deterioro en el valor de los activos, por lo que las entidades deberán obligatoriamente realizar el test de deterioro de valor sobre sus activos fijos, intangibles e inversiones.

 

  • Valores Actuariales: Debido a la actualización de las tablas de mortalidad en Chile, las entidades que tengan o tengan registros de valores actuariales (entidades aseguradoras, previsionales y toda aquella entidad que registra Provisiones de Beneficios a los Empleados), deberán actualizar dicho calculo y evaluar los impactos en sus estados financieros.

 

  • Modelo de Prevención de Delitos (MPD): En junio de 2016 se incorporó a la Ley 20.393 (Ley penal empresarial) el delito de Receptación de bienes, por lo que las entidades que ya tienen sus Modelos de Prevención de Delito ya diseñados e implementados, deberán actualizarlos con este nuevo delito, así como sus respectivas certificaciones. Dicho cambio tendrá impacto en todos los sectores industriales, sin embargo estimamos que afectará en mayor medida al sector industrial manufacturero, construcción y metalúrgico.

 

  • Análisis de impactos tributarios en transacciones de compra-venta de activos y empresas a la luz de la reforma tributaria vigente desde 2017. Un adecuado análisis de la estructura de la transacción permitirá entender los efectos tributarios a nivel de  empresas y socios.

 

  • Reforma Laboral: A contar de abril de 2017 las empresas deberán cumplir con las nuevas obligaciones de la reforma laboral y su impacto en la relación con los trabajadores.

 

  • Entidades reguladas:Adicional a lo anterior y dada las contingencias del ambiente empresarial, estimamos que los organismos reguladores (SVS, UAF, SBIF, entre otros), reforzarán su labor fiscalizadora, en especial en temas de control interno, reportes y gobiernos corporativos, entre otros.